7 Errores Típicos de un Principiante Y Un Único Consejo Para Evitarlos

En un momento u otro, todos hemos sido principiantes en el arte de la fotografía.Hemos llegado a un universo increíblemente vasto con una gran cantidad de conceptos que aprender y es posible que, incluso, hayamos intentado volar sin saber cómo funcionan las alas que tenemos. Es decir, podemos empezar a tomar fotografías sin tener muy claro qué estamos haciendo o cómo funciona el equipo que tenemos.

uppsss

Puede ser que, de esta práctica, salgan grandes imágenes que, en un futuro, mires con orgullo. Sin embargo, lo más fácil es que, en nuestras primeras experiencias fotográficas cometamos algunos errores que, aunque nos ayudarán a aprender, deberíamos intentar evitar.

Errores respecto al equipo…

Pensar que Mejor Cámara = Mejor Foto

Es cierto que las cámaras de gama más alta proporcionan unos resultados técnicamente superiores. Pero, aunque la técnica es una parte importante de una fotografía, no lo es todo. Hay elementos como el momento o el ojo del fotógrafo que tienen un papel muy importante en el resultado final de una imagen y esas dos cosas no te las proporcionará ninguna cámara del mercado. Así que, a veces, la mejor cámara es aquella que llevas encima, simplemente.

Invertir Más en Cuerpo que en Lente

Cuando compramos nuestro equipo, podemos tener la tentación de querer conseguir lo mejor del mercado y que eso nos lleve a una cámara que sea muy superior para nuestros conocimientos.

La mejor manera de hacer una buena fotografía es conocer la máquina que tenemos delante del ojo, así que si empezamos con una cámara sencilla, antes la dominaremos. Una vez dominada la cámara, si lo que queremos es ampliar nuestro equipo, puede ser más recomendable comprar un nuevo objetivo antes que un nuevo cuerpo.

El objetivo será el que nos dé la fotografía, el que nos dé la luminosidad, el que nos dé la definición de la imagen. Además, ten en cuenta que si tienes pensado renovar el cuerpo de tu cámara tarde o temprano, puedes comprar los objetivos en consecuencia, de manera que puedas usarlos, también, en un futuro.

errores

Errores en el momento de tomar las fotos…

Agarrar la Cámara Mal

Sujetar correctamente nuestro equipo es importantísimo. Hay tres razones de (mucho) peso para colocar correctamente las manos alrededor del cuerpo de nuestra cámara:

Primero, nos dará estabilidad. Lo que significa que nos evitará muchas fotografías trepidadas cuando disparemos a velocidades que, aunque no sean de larga exposición, sí pueden empezar a captar el movimiento de, por ejemplo, nuestro pulso.

Segundo, nos ahorrará dolor. Una cámara de fotos puede llegar a pesar bastante y agarrarla incorrectamente durante mucho rato puede provocarnos dolor y, en casos extremos, alguna lesión.

Tercero, nos aporta seguridad. Agarrar la cámara mal puede ser la causa de una caída o un golpe que termine por dañar nuestro equipo.

No Atreverse con los Modos Manuales

O con los semiautomáticos. Dar el paso de abandonar el modo automáticopara empezar a controlar más tu cámara puede ser complicado, implica dominar el tema de la exposición, saber cómo funciona tu cámara y, lo más importante, practicar mucho para conseguir soltura.

De lo contrario, lo que conseguiremos al trabajar con el modo manual será, en el peor de los casos, que las fotos “salgan mal” sin saber por qué, hecho que puede llevar a refugiarte, de nuevo, en el comodísimo modo automático.

errores1

Atreverse con el Modo Manual pero No Fijarse Demasiado en los Parámetros

Por ejemplo exponiendo a ojo, o rápido y sin fijarse en si lo estamos haciendo bien o mal. O subexponer o sobreexponer a ojo sólo porque, por ejemplo, la fotografía bien expuesta nos sale movida.

Es importante: si vamos a utilizar el modo manual, debemos ser muy conscientes de los parámetros que debemos usar: exponer con cuidado y con calma para no equivocarnos. Además, cada fotografía es única y, a no ser que estemos trabajando en un entorno 100% controlado (como la fotografía de estudio), cada imagen necesitará unos valores distintos. Si disparas en manual, no olvides configurar la cámara para cada nueva foto. Especialmente la sensibilidad ISO, que es el parámetro que menos solemos tocar y, por lo tanto, en el que menos nos fijamos.

Disparar Millones de Fotos, a Todo

Si disparas una enorme cantidad de fotografías por minuto, por cuestión de probabilidad, alguna saldrá bien. Pero eso no es hacer fotografía, es disparar una escopeta. Aprende a ser selectivo, a fotografiar sólo aquello que te interese, a hacer fotografías (no a dispararlas).

El error de después de tomar las fotos…

Retocar las Imágenes en Exceso o Sin Criterio

Dejando de lado que todo el mundo es completamente libre de hacer lo que quiera con sus imágenes, voy a tratar de ser clara en este punto: si queremos aprender fotografía, debemos centrarnos en la fotografía.

No podemos dejar de hacer algo con la cámara para arreglarlo luego en Photoshop, asegúrate de que lo que intentas hacer en el procesado no es algo que no hayas sabido hacer con la cámara porque entonces deberías procurar centrarte más en la parte “fotográfica”, en el acto de tomar la fotografía.

Por otro lado, cuando te dispongas a retocar tus fotografías, debes ser muy consciente del papel que juega el postprocesado en tu trabajo. Muchas veces, cuando empezamos, tendemos a retocar muchísimo las fotos, como si quisiéramos aplicar el máximo de efectos, filtros y acciones para conseguir una imagen lo más compleja o completa posible. La fotografía se aprende con una cámara, si quieres hacer fotografía, no utilices el retoque para crear imágenes (disciplina que, por otro lado, es completamente válida si nos queremos dedicar al arte digital) sino para terminar de perfeccionarlas o acercarlas más a lo que creas que debería ser. Pero siempre siendo consciente de que el trabajo principal deberías hacerlo con la cámara.

errores3

Un Único Consejo Para Evitar Cometer Estos Errores:

La mayoría de los errores que cometemos cuando empezamos en el mundo de la fotografía son por no fijarnos y, en parte, es normal: todavía no somos muy conscientes del equipo que tenemos en las manos ni de lo que podemos llegar a conseguir con él. Pero si conseguimos poner los cinco sentidos en lo que estamos haciendo cuando salimos a hacer fotografías, evitaremos estos errores. Piensa que la fotografía no se hace sola, la haces tú. Así que debes concentrarte en conseguir la foto que estás buscando y eso implica estar pendiente de todas las posibles variables de tu equipo o entorno.

Y, sobre todo, recuerda que la mejor manera de hacer fotos es, precisamente, hacer fotos. Así que, aunque la teoría es importante, básica e inevitable, no debes dedicarle un tiempo excesivo. Sal a la calle con tu cámara, conócela, aprende a trabajar con ella y, lo más fundamental para conseguir hacer buenas fotografías: entrena el ojo todo lo que puedas porque tu ojo, tu manera de mirar lo que te rodea, será lo que te diferencie del resto de fotógrafos del mundo.

 

 

Vía // DZoom

Valora el Post

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR